Notícies de Camp de Túria
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria.... - àrea d'Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió

Dignidad y huelga por Ignacio Fernández Toxo Secretario General de CCOO

El 14 de noviembre millones de trabajadores con empleo en España y en Europa dejarán de trabajar un día para hacerlo con dignidad el resto del año. También millones de personas que queriendo trabajar ven cerradas todas las puertas, se sumarán a la jornada de huelga, bien acudiendo a las manifestaciones de la tarde, bien haciendo suyas las reivindicaciones sindicales. No faltarán tampoco cientos de miles de personas, parte activa de la ciudadanía que, siguiendo la convocatoria de la Cumbre Social y del movimiento sindical, expresarán su complicidad con los objetivos de la huelga, y se abstendrán de consumir o de cumplir con su agenda habitual. Todos, compartimos el rechazo a las políticas de austeridad y recortes que están demoliendo el Estado de bienestar, vaciando los servicios públicos y acabando con la arquitectura social y laboral de la democracia.
Será una huelga europea, que realizarán simultáneamente Portugal, Grecia, Italia y España, por primera vez en la historia del movimiento sindical europeo, y lo harán en el marco de una Jornada global de Acción y Solidaridad decidida por la Confederación Europea de Sindicatos contra las políticas de austeridad y recortes que están conduciendo a la recesión y al paro masivo, especialmente en los países del sur del continente.
En nuestro país, las razones para una convocatoria de huelga general son muchas. El Gobierno conservador del PP ha decidido formar parte de la vanguardia de la derecha europea, liderando con Grecia y Portugal el mayor programa de recortes y de ataques al Estado de bienestar de la Unión Europea. Incapaces de levantar la voz ante la canciller alemana, no hacen sino obedecer sus decisiones. De los distintos paquetes de recortes que llevan aplicando desde enero de 2012, solo se libran, incluso mejoran, las élites económicas y financieras. La inmensa mayoría de la sociedad sufre sus políticas. Algunos sectores se encuentran ya en situación dramática. Basta con recordar que 1.730.000 familias tienen a todos sus miembros en paro y, por si no fuera suficiente, buena parte de las prestaciones por desempleo que hasta ahora aliviaban la economía familiar, desaparecerán de la mano de este Gobierno.
No es posible seguir así por más tiempo. Si no se produce un cambio de rumbo con urgencia en España y en Europa; si no cambian las políticas económicas y sociales que hagan compatible el equilibrio de las cuentas públicas y la reactivación económica para crear empleo; si no cesa la demolición del Estado de bienestar y los servicios públicos; si el Gobierno sigue siendo sensible a las demandas de las grandes corporaciones económicas y financieras; si los recortes en educación y sanidad siguen su curso; si la exclusión y la pobreza se acercan a tasas insoportables; si el sacrificio para salir de la crisis no es compartido por toda la sociedad; si continúa creciendo el paro, el conflicto social seguirá abierto, cada vez más abierto.

* Este artículo ha sido publicado en  diario.es
* Crónica selecciona este artículo por su importancia en el día y la figura del autor.
Tags:
Pulsa aquí para compartir en Facebook
O pulsa en el Me gusta de bajo para decirnos que te gusta

Publicat per

Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes

No hay comentarios: