Notícies de Camp de Túria
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria.... - àrea d'Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió

Ante las críticas al feminismo de Podemos por Beatriz Gimeno

Yo nunca he dicho que las feministas del PSOE no fueran feministas. Es más, he defendido que el PSOE estaba lleno de importantes feministas y jamás he dejado de reconocer la importancia o los avances de alguna de sus políticas en lo que respecta al feminismo. Es de justicia.
Sin embargo, desde que Podemos amenaza al bipartidismo y desde que se ha convertido en una esperanza con muchas posibilidades de concretarse, lo que veo es que muchas feministas del PSOE y de otros partidos tratan de desacreditarle utilizando como excusa el feminismo. En las últimas semanas leo muchos comentarios en las redes sociales asegurando que Podemos no es feminista o que no hay feministas en este partido. Siento decir que estas críticas desacreditan como feminista a quien las hace.
Podemos no es feminista como no lo es ningún partido político ni ninguna institución. Porque todos los partidos y todas las instituciones continúan siendo androcéntricos y porque el poder de las mujeres feministas dentro de los partidos sigue siendo un poder delegado: te ponen, te borran; te dan más poder, te dan menos, según convenga. Pero dicho esto, lo cierto es que Podemos está lleno de feministas y eso no es una opinión mía, no hay más que querer verlo. En cuanto al partido en su conjunto, nos encontramos con que en las recientes elecciones muchas compañeras feministas (activistas de Podemos Feminismos) han sido avaladas por sus respectivos círculos como candidatas a los órganos de dirección y control,  por lo que no se puede decir que todos los círculos sean antifeministas, como he escuchado. Finalmente, en la lista de Pablo Iglesias, que ha copado el Consejo Ciudadano y la Comisión de Garantías, han entrado también muchas compañeras del Círculo de Feminismos. En ese sentido, me atrevo a decir que el porcentaje de feministas en el Consejo Ciudadano es muy alto, mayor que el porcentaje de feministas en las direcciones de otros partidos. Así pues, el activismo feminista de las compañeras (y compañero) que han entrado en la dirección no les ha restado posibilidades, sino al contrario; y eso es muy buena noticia.
No creo que a estas alturas de mí se me pueda decir que soy una feminista tibia o que soy de esas personas que acallo mis opiniones tácticamente para hacer carrera en un partido. Otros defectos tendré, pero ninguno de esos dos. Desde esa legitimidad puedo asegurar que una de las mejores cosas que tiene Podemos, en mi opinión, es la gran cantidad de feministas que militan en él y también la “calidad” de las mismas. Esta es una de las cosas que más gratamente me sorprendió cuando aterricé en el Círculo. Encontrarme con muchas feministas jóvenes, muy formadas, muy comprometidas con el feminismo, con las ideas muy claras y con un alto nivel de activismo feminista. El nivel y la competencia de Podemos Feminismos lo querrían para sí muchos partidos.
Que las feministas de otra generación, como soy yo, como son muchas de las que lamentan la ausencia de Feminismo en Podemos, no conozcan a estas jóvenes, no las reconozcan y ni siquiera las vean sólo se explica o bien por la persistencia, incluso en las feministas más acostumbradas a entrenar la mirada, de una mirada androcéntrica y patriarcal o bien por tacticismo partidista. En los dos casos se está haciendo un flaco favor al feminismo. Al no ver ni reconocer a las feministas de Podemos se está invisibilizando la existencia y la práctica política feminista de estas mujeres, se está contribuyendo a deslegitimar su  activismo y lo que es peor, se está utilizando el feminismo como excusa para criticar a un partido político distinto de quienes hacen la crítica. Eso no es feminista, compañeras.
Voy a poner dos ejemplos que me han llamado la atención. Una foto en Facebook del día de la proclamación del Consejo Ciudadano. En la foto, una toma de cerca, aparecen tres hombres y tres mujeres. Debajo de la foto puede leerse el siguiente comentario de una feminista :”¿Dónde están las mujeres?”. He aquí un ejemplo de cómo una mirada supuestamente feminista puede convertirse en androcéntrica e invisibilizadora según convenga. Las mujeres están ahí, en la foto, al lado de los hombres, en primera línea.
Otro ejemplo es este artículo, francamente horrible que se publicó en elHuffington Post.  En él se trata de desacreditar, entre otras muchas cosas, la política de Podemos respecto a las mujeres invisibilizando a todas las que han entrado en el Consejo Ciudadano y afirmando que deben su puesto a que son fieles al líder. Las autoras no han hecho ningún esfuerzo por leer siquiera el currículum feminista de muchas de las componentes de este órgano, han negado sin más el carácter feminista de muchas de estas mujeres, su vida, su compromiso con la causa feminista, seguramente forjado antes de que Podemos fuera siquiera una idea en la cabeza de alguien. Han ofrecido un retrato falso y completamente desvalorizador  de las mujeres elegidas para el Consejo Ciudadano. No les ha faltado más que llamarlas “mujeres florero”,  mientras trataban de convertirlas precisamente en eso.   Esto mismo  es lo que hacen tantas feministas que se desgañitan asegurando, desde la ignorancia o la falta de interés, que Podemos no es feminista.
Para quien tenga buena voluntad, o simplemente para las que quieran saber, les puedo asegurar que Podemos es un partido tan feminista o poco feminista como otros pero que tiene un grupo fuerte, potente y activo de feministas, muchas de las cuales han entrado en la dirección. No sé qué poder tendrán verdaderamente ni qué podrán hacer y qué no, pero de lo que lo que sí estoy segura es de que no van a permitir retrocesos antifeministas cuando Podemos gane las elecciones (porque va a ganar las elecciones), sino al contrario que lucharán porque el feminismo tenga el sitio que le corresponde en la sociedad que tenemos que construir.
Se podrán tener muchas razones para criticar a Podemos o a sus dirigentes, no lo dudo. Pero lo que no se puede hacer es negar o invisibilizar a tantas compañeras que están ahí peleando porque Podemos sea feminista, como tiene que ser.
 
* Beatriz Gimeno es escritora y expresidenta de la FELGT (Federación Española de Lesbianas, Gays y Transexuales)
* Crónica agradece a la autora su decisión de compartir sus artículos con nuestros lectores

Tags: ,
Pulsa aquí para compartir en Facebook
O pulsa en el Me gusta de bajo para decirnos que te gusta

Publicat per

Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes

No hay comentarios: