Notícies de Camp de Túria
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria.... - àrea d'Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió

El Cuerpo Orgásmico por Vicente Gascón

Para mucha gente el orgasmo empieza y acaba en los genitales. En el sexo sublime, se vive el orgasmo como una expresión de energía que implica a todo el cuerpo, utiliza la respiración y el movimiento para extender la energía orgásmica más allá de los genitales. Puedes crear progresivamente energía orgásmica en todo el cuerpo a la vez que permaneces relajado, de tal forma que puedes contener la energía durante unos periodos de tiempo cada vez más largos. Transformado la energía sexual y experimentándola independientemente del contexto genital, puedes crear un orgasmo regenerativo de todo el cuerpo.

Los ejercicios tántricos ayudan a conseguir que te sientas contento con tu vida sexual. Haciéndola sana y armoniosa y convirtiéndose en un perfecto trampolín para la exploración mutua. Si te desinhibes, descubrirás tu verdadera naturaleza sexual, liberarás energías que pueden reavivar las llamas de una pasión ahogada por los tabúes, la rutina y las presiones de la vida moderna.
Cuanto más tiempo dediquéis a hacer el amor, más compatibles seréis sexualmente. La familiaridad con el cuerpo, el ritmo y las respuestas del otro, mejora la fluidez de los propios movimientos. Evita caer en una exhibición mecánica o gimnástica, intenta ser espontáneo y retozar en todo momento para que la sincronía del acto amoroso surja de forma natural y desenvuelta, como una hermosa danza.
Busca una sexualidad desinhibida y extática; deja que la energía orgásmica recorra todo tu cuerpo, Balancéate y grita de placer si te apetece. En una relación de confianza, el hombre puede ser capaz de rendirse a la desenfrenada, desinhibida y orgásmica energía sexual que la mujer es capaz de desencadenar
Cuando hagáis el amor, pensad sólo en el presente y sumergíos plenamente en cada experiencia sensual. A medida que aumente la tensión orgásmica, relajaos y respirad juntos y dejad que las olas de placer se vayan formando y vayan impregnando todo vuestro cuerpo. Evitad llegar precipitadamente al punto culminante: saboread la fase de meseta que precede al clímax.
A fin de experimentar el placer sin límites del éxtasis, has de estar dispuesto a superar la atracción natural que sientes hacia el orgasmo genital y prescindir, cuando menos de forma temporal, de la embriaguez de la liberación explosiva.
La mayoría de maestros en sexualidad abogan por retener la eyaculación en el caso del hombre a la vez que aconsejan a la mujer lo contrario, desarrollar su capacidad para los orgasmos múltiples y también la eyaculación. Proponiendo que las mujeres investiguen su pleno potencial orgásmico, y a su vez aconsejan al hombre que ayude con amor a la pareja controlando o retrasando su propia eyaculación. Pero, si la mujer desea utilizar su energía sexual como medio para experimentar el éxtasis, ha de retener también la energía, dirigirla de nuevo, purificarla y no liberarla en un orgasmo genital. Aunque la eyaculación femenina no provoca una disminución de energía. Esta retención no trata de abandonar el orgasmo, sino transformar la energía que consume la efímera liberación genital, para conseguir un orgasmo más cercano al éxtasis y más psicodélico.
Cuanto más suaves y lentos los movimientos amorosos, más intensas las sensaciones de placer. El clímax sexual se acerca a medida que la interacción de tensión y placer provoca una serie de contracciones en los genitales. Estas contracciones empiezan en la región sexual y se extienden a través de todo el cuerpo, creando una gran necesidad de alcanzar la liberación a través del orgasmo.
Las parejas deben tener en cuenta sus movimientos al hacer el amor, intentando efectuarlos de la manera más artística posible. Esto ayuda a concentrar la mente y las emociones de los amantes, permitiéndoles canalizar la energía y transformar el éxtasis en visiones de unidad.
El éxtasis significa sentirse elevado por encima de la cotidianidad, de la rutina. Te sientes henchido por una emoción o energía tan poderosa que el cuerpo no puede contener y te sientes transportado a otros dominios en que el espíritu, liberado por un extraordinario acontecimiento de gran intensidad se eleva por encima de los límites de perfección y conciencia. Todos tenemos un potencial para experimentar júbilo y el éxtasis. Y podemos experimentarlo a través del orgasmo ampliado.
Vicente Gascón García es Psicólogo - Sexólogo y de l'Eliana.
Puedes conocer más sobre él en estos enlaces.
www.espaiterapeutic.com
http://espaiterapeutic.blogspot.com/
https://www.facebook.com/#!/vicentegasgar
http://esculturarteobjeto.blogspot.com.es/
* Crónica agradece al autor que comparta sus opiniones con nuestros lectores
Tags: , , , ,
Pulsa aquí para compartir en Facebook
O pulsa en el Me gusta de bajo para decirnos que te gusta

Publicat per

Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes

No hay comentarios: