Notícies de Camp de Túria
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria.... - àrea d'Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió

Se prohibe el cante y .. Ganarle al PP por Juan Torres


Casi al mismo tiempo que la policía descubría otra trama criminal organizada por dirigentes del Partido Popular, su presidente en Andalucía, Juan Manuel Moreno, hacía unas declaraciones sorprendentes.
Según han informado los medios, Moreno dijo en una convención de candidatos celebrada en Jerez de la Frontera que el Partido Popular está "enderezando el rumbo que torcieron las políticas del PSOE".
Es sorprendente esta afirmación porque lo que indican los datos es que si Mariano Rajoy, presidente del Gobierno, ha enmendado al PSOE ha sido a peor. En el primer semestre de este año, el PIB ha sido unos 10.000 millones de euros menor que el del primer semestre de 2011 y unos 8.000 millones menos que el segundo de aquel año, cuando el PP ganó las elecciones. El consumo de los hogares en el primer semestre de 2014 fue unos 14.000 millones de euros más bajo que el del segundo trimestre de 2011 y la inversión es ahora 18.000 millones menor que la de entonces.
En empleo, el fracaso de Rajoy (que prometió crear 3,5 millones de puestos de trabajo) es también estrepitoso: a finales del pasado mes septiembre había 430.000 parados más que en ese mismo mes de 2011 y 980.000 ocupados y 551.000 activos menos. Y en estos momentos la deuda pública española es unos 275.000 millones de euros mayor que la que había cuando José Luis Rodríguez Zapatero dejó el Gobierno. Por no hablar de cómo estaban entonces y ahora los servicios públicos, el crédito, la morosidad o las tasas de pobreza.
Pero si es sorprendente lo que entiende por enmendar el señor Moreno no lo es menos el concepto patrimonialista y totalitario que tiene de la democracia.
En ese acto con sus candidatos también señaló que la posibilidad de que ganen grupos distintos al PP es un "riesgo", como si solo su partido estuviera legitimado para gobernarnos a los demás. Y para terminar de arreglarlo, Moreno se lamentó de que solo se busca "apartar al PP de las instituciones" y "derrotar al PP en los despachos". Otras dos simplezas insultantemente impropias de alguien con sus aspiraciones políticas.
La primera porque, afortunadamente, hoy día solo puede quedar apartado de las instituciones en España quien carece de votos suficientes o se sitúa al margen de nuestras leyes. Y la segunda porque quien diga eso demuestra un desconocimiento total de nuestra historia reciente. Tan embebido en sus estudios de protocolo debió estar Moreno que no se enteró de que si algún partido ha tratado de acabar con otro en los despachos fue el PP, primero cuando gobernaba Felipe González y luego con Zapatero, al que incluso acusaron de cómplice de ETA con tal de acabar con él. Lo mismo que antes se prohibía el cante en los cafés, parece que Moreno quiere prohibir ahora que le ganen elecciones al Partido Popular.


Tags: ,
Pulsa aquí para compartir en Facebook
O pulsa en el Me gusta de bajo para decirnos que te gusta

Publicat per

Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes

No hay comentarios: