Notícies de Camp de Túria
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria.... - àrea d'Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió

¿Todos sois #CharlieHebdo? La hipocresía de la casta dirigente mundial Por Toni Roderic,

Más de dos millones de personas se han dado cita hoy en la Marcha republicana por la libertad de expresión tras los atentados ocurridos en Paris esta semana, que se han saldado con 20 muertos, incluidos tres terroristas tras los atentados contra la revista Charlie Hebdo a cargo de terroristas yihadistas.
Todas estas miles y miles de personas que han salido a las calles de París y del resto de Francia estaban allí con un solo fin: decir NO al terrorismo y SÍ a la libertad de expresión.
Al igual que todos estos ciudadanos y ciudadanas anónimas, numerosos dirigentes mundiales, hasta 50 líderes de distintos países se han dado cita para formar parte de esta manifestación. Supuestamente, todos con motivo de defender la libertad de expresión, algo que, si nos fijamos detenidamente, resulta bastante hipócrita. Lo que defienden en Francia no es lo que aplican en sus países de origen.
La participación de Mariano Rajoy, presidente español, que hace gala de su discurso a favor de la libertad de expresión tras haber aprobado la llamada Ley Mordaza o el reciente procesamiento de Facu Díaz por un video humorístico, es significativa. Acompañado por el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, que dio recientemente la orden de detención contra una veintena de periodistas de medios de la oposición, mientras que se han emitido órdenes de arresto a otros 32, y su homólogo húngaro, Viktor Orban, que aprobó, en 2010, una ley que otorga el control de los medios de comunicación a la clase política. Bien acompañados de perseguidores de periodistas como el presidente gabonés Ali Bongo, los reyes de Jordania, Abdalá II y Rania, el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov o el ministro de Exteriores egipcio Sameh Shoukry.
Y, ¿cómo no?, el colmo de la hipocresía, Benjamin Netanyahu, primer ministro de Israel y gran culpable de la masacre y el odio contra el pueblo palestino. Resulta increíble verlo en una manifestación que, precisamente, rechaza las masacres, cuando él es autor de una de las mayores que hemos tenido.
La categoría de líderes mundiales que tenemos actualmente es, pues, bastante curiosa. Muchos de ellos ejercen con mano de hierro el control sobre los medios de comunicación y atentan, claramente, contra la libertad de expresión. En cambio, son capaces de acudir a una manifestación que clama contra lo que ellos mismos ponen en práctica en sus respectivos países.
Esta primera fila de dirigentes mundiales en la Marcha republicana de París ha sido el contrapunto vergonzoso a una jornada de reivindicación popular en contra de la violencia y a favor de la libertad. Obligatoriamente, tenemos que cambiar este sistema de mentirosos e hipócritas. El sacrificio de las víctimas nos lo exige. Y nuestra dignidad nos lo reclama.
Toni Roderic, Presidente de Los Verdes.
Tags: ,
Pulsa aquí para compartir en Facebook
O pulsa en el Me gusta de bajo para decirnos que te gusta

Publicat per

Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes

No hay comentarios: