Notícies de Camp de Túria
Sant Antoni, L'Eliana, Bétera, Riba-roja, Pobla de Vallbona, Serra, Llíria.... - àrea d'Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió
Opinió

¿Hacia un nuevo sistema financiero valenciano? artículo de Joan O. Monzonís, Edgar Bellver Franco




La crisis financiera de 2007- 2008 afectó de manera especial a los países de la semiperiferia europea, economías dependientes de Alemania que absorbieron el exceso de liquidez de la banca internacional para financiar su consumo mediante el endeudamiento. El caso de España ha sido paradigmático. Según una nota informativa del Banco de España de 4 de mayo de 2015, las ayudas financieras comprometidas en diversas formas de capital al sistema financiero español ascienden a 61.495 millones de euros, ¡de los cuales se han recuperado tan sólo 2.666 millones! Estas cifras dan una idea de la magnitud del desastre, que se ha podido sentir de manera especial en el País Valenciano.
El modelo de crecimiento fundado en la burbuja financiero- inmobiliaria tuvo especial arraigo en la costa valenciana
Cabe recordar que la crisis se ha llevado por delante las principales instituciones financieras valencianas. La explicación de este colapso es de sobra conocida. El modelo de crecimiento fundado en la burbuja financiero- inmobiliaria tuvo especial arraigo en la costa valenciana. Las oligarquías locales, a través de su influencia política en los consejos de administración de las entidades financieras (especialmente en las cajas de ahorros), eran capaces de absorber el crédito para la producción inmobiliaria. Una vez se produce el estallido de la burbuja y las empresas promotoras y constructoras entran en dificultades, éstas se ven en la incapacidad de devolver los créditos concedidos. La caída de los precios de la vivienda y la incapacidad de pago de muchas familias de las hipotecas contraídas hicieron el resto.
Si comparamos los datos del anuario del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) de 2007 con los de 2013, los efectos de la crisis en el sistema financiero valenciano son claros. El Banco de Valencia, único banco autóctono, hubo de ser rescatado por el Banco de España en 2011. De las tres cajas de ahorros valencianas en el periodo de 2007, sólo Caixa Ontinyent ha resistido (Bancaja pasó a formar parte de Bankia y la CAM fue intervenida en 2011 por el Banco de España). Mejor han superado la crisis las cooperativas de crédito, que de 36 en 2007 han pasado a 31 en 2013 (se trata de cajas rurales con un importante arraigo en el campo valenciano).
Para hacer frente a esta situación, el 'Acord del Botànic' (pacto de PSOE, Compromís y Podemos para el gobierno de la Generalitat Valenciana) establece como objetivo del nuevo gobierno autonómico la recuperación del sistema financiero valenciano. La propuesta se concreta en la refundación del IVF para transformarlo en una entidad pública con acceso al Banco Central Europeo (BCE) y al Banco Europeo de Inversiones (BEI). Por otra parte, se establece que el IVF incentivará el modelo de cajas de ahorro no bancarizadas y la creación de cajas y cooperativas de crédito local.
La necesidad de reconstruir un sistema financiero diferente se hace evidente ante la actual situación, tratando de extraer las lecciones adecuadas del periodo anterior. Un elemento que parece claro es que aquellas entidades financieras que resistieron a la tentación de entrar en la vorágine de la burbuja han resistido mejor el huracán de la crisis. Un caso significativo es el de Caixa Ontinyent (Jordi Évole hizo recientemente un programa sobre la misma). Se trata de la única caja de ahorros española, junto con Caixa Pollença, que ha superado este difícil periodo. También es evidente la mayor resistencia de las cooperativas de crédito, que por su propia naturaleza tienen mayor capacidad de desconexión con el sistema financiero nacional e internacional.
En definitiva, la transición hacia un nuevo sistema financiero valenciano es posible fomentando una combinación de estrategias: banca pública, cajas de ahorro (fijándose en modelos de gestión exitosos como el de Caixa Ontinyent) y cooperativas de crédito, habrán de tener un papel relevante en este nuevo periodo. Todo ello contando con nuevos sistemas de transparencia y control eficientes. Esta transición es fundamental para fomentar un cambio de modelo productivo después del fracaso del modelo anterior. Aunque el proceso no será fácil, la propuesta recogida en el "Acord del Botànic" va en la buena dirección.

Tags: , , ,
Pulsa aquí para compartir en Facebook
O pulsa en el Me gusta de bajo para decirnos que te gusta

Publicat per

Àgora CT. Associació Cultural sense ànim de lucre per a promoure idees progressistes

No hay comentarios: